ARTICULOS

En esta sección encontrara los artículos que el comité considera de gran interés. La selección se actualizará semanalmente. Los resultados de estas investigaciones deberán ser interpretados con cautela a fin de no sobreestimar el papel de algunos métodos de imágenes, ya que algunas de estas investigaciones fueron sometidas a un proceso de revisión por pares ultra-rápido (1) y es debido a esto que algunos estudios presentan sesgos de selección, información incompleta en la sección de materiales y métodos y conclusiones prematuras. También vale la pena aclarar que algunas practicas descritas en algunos artículos como realizar controles seguidos y frecuentes con tomografía computada (TC) o RT/PCR, son medidas de investigación que generalmente no se aplican al ámbito clínico real, mucho mas en medio de las limitaciones de nuestro sistema sanitario, igualmente se deberá tener presenta que algunas medidas de resumen diagnostico como la sensibilidad y específidad que reportan muchos de estos artículos se ven influenciadas por la prevalencia de la enfermedad (2), información que aun no conocemos en nuestro país. Por lo anterior sugerimos que los profesionales de la salud interpreten estos artículos valiéndose de herramientas de lectura critica como el STARD (3) o el QUADAS II (4) a fin de que puedan realizar una adecuada interpretación de los estudios publicados en esta sección.

BIBLIOGRAFIA
1. Moy L, Bluemke D. The radiology scientific expert panel. Radiology. 2020:204005. [PMID: 32105563] doi:10.1148/radiol.2020204005.
2. Flecheros G. Clinical Epidemiology: The Essentials. Wolters Kluwer; 2019.
3. Bossuyt PM, , Bruns DE, Gatsonis CA, Glasziou PP, Irwig L, Lijmer JG, et al, STARD 2015: An Updated List of Essential Items for Reporting Diagnostic Accuracy Studies.Radiology. 2015 Dec;277(3):826-32. doi: 10.1148/radiol.2015151516. Epub 2015 Oct 28.
4. P. Whiting, A. Rutjes, M. Westwood, S Mallett, J. Deeks, J Reitsma, et al. QUADAS-2: A Revised Tool for the Quality Assessment of Diagnostic Accuracy Studies. Ann Intern Med. 2011 Oct 18;155(8):529-36. doi: 10.7326/0003-4819-155-8-201110180-0000

DIAGNOSTICO POR IMAGEN/COVID19

Los autores revisan las precauciones y medidas de seguridad para el personal del departamento de radiología para manejar pacientes COVID 19.


Los autores revisan las experiencias que tuvo el sistema de salud y la radiología ante los brotes de MERS y SARS como herramienta para comprender mejor el papel del radiólogo en la lucha contra el brote de COVID-19.


Radiology reúne a un panel de radiólogos, actualmente activos en la coordinación, desarrollo y implementación de políticas en radiológica frente al COVID-19. Cada miembro del panel describe los departamentos de su departamento. principales prioridades para la preparación de COVID-19 en su entorno.


Es un reporte especial del editor en Jefe de Radiology en el cual aclara conceptos básicos de epidemiología clínica sobre las principales medidas de rendimiento diagnostico y como la prevalencia de la enfermedad en una población y las características de la muestra estudiada deben tenerse en cuenta a la hora de extrapolar al ámbito clínico los resultados de algunas investigaciones publicadas.


Es un articulo retrospectivo de pacientes consecutivamente admitidos al Massachusetts General Hospital de Boston, en el cual evaluaron 224 estudios de imágenes abdominales (radiografías, tomografías computadas, ecografias y resonancia magnética), reportan los hallazgos patológicos, algunos con correlación quirúrgica e histopatologica . Entre los resultados de esta investigación vale la pena mencionar que en el 54% de los pacientes se observo signos ecograficos de colestasis y en el 31% la tomografía computada mostró anormalidades en la pared intestinal.


Este es un artículo que proviene de Estambul, Turquía. Es interesante porque advierten sobre la posibilidad de co-infección entre COVID-19 e influenza, acotando que la información disponible es escasa, a pesar de que asociaciones de enfermedades virales han sido reportadas en un número sustancial de pacientes. El reconocimiento de co-infección viral puede permitir comprender la diferencia de los hallazgos clínicos en la pandemia y permitir un manejo adecuado de la terapéutica y control de las infecciones. Entonces, los autores reportan los hallazgos en 6 (escasos) pacientes con COVID-19 e influenza pero, a pesar del escaso número de la n, han podido discriminar hallazgos en imágenes de 13 parámetros que aparecen en uno o en otro virus, permitiendo quizás, su diferenciación o diagnóstico de coexistencia.


Esta es una Guía presentada por la OMS el 11 de junio. Entre los Grupos del Desarrollo de la Guía, los Revisores Externos, el Equipo de Revisión, el ?External Partners? y el Grupo Directivo de la OMS, se encuentran profesionales reconocidos y confiables. Como bien dice en la Introducción, esta guía de asesoramiento rápido examina la evidencia y hace recomendaciones para el uso de imágenes de tórax en cuidados agudos de pacientes adultos con COVID-19 sospechado, probable o confirmado, incluida la radiografía de tórax, tomografía computarizada (TC) y ultrasonido pulmonar. Tiene Grados de Recomendación e incluye los tópicos referidos al diagnóstico/sospecha de la afección, las recomendaciones para el cuidado, la oportunidad de realizar los estudios por imágenes y sobre el seguimiento.


TOMOGRAFIA

Estudio retrospectivo de rendimiento diagnostico, en el que se valora la exactitud diagnóstico de un grupo de radiólogos para diferenciar pacientes con neumonía por COVID-19 de pacientes con neumonías virales de otras etiologías, basándose en los hallazgos de tomografía computada (CT). Para esto se utilizó una cohorte de 424 pacientes, de los cuales 219 tenían diagnóstico confirmado de COVID-19 por RT-PCR y 205 pacientes diagnóstico confirmado por panel viral de otras neumonías virales, ambos grupos presentaban hallazgos patológicos en la TC de tórax. El análisis de las imágenes se realizo de forma cegada y se calcularon los principales estadiografos de diagnóstico con lo cual concluyen los autores que es posible discriminar mediante la TC con una alta especificidad y moderada sensibilidad pacientes con COVID-19 de pacientes con neumonía viral de otras etiologías.


Se trata de un artículo original que publica los resultados de un estudio prospectivo observacional en el que se evaluaron 90 pacientes infectados por Covid-19 en el periodo comprendido entre el 16 de enero y 17 de febrero del 2020 en Wuhan (China). El objetivo principal fue describir los cambios a través del tiempo de los hallazgos tomográficos en pacientes con prueba diagnóstica positiva (PCR), que fueron internados para su evaluación y tratamiento. Los pacientes incluidos se evaluados mediante tomografía de tórax multicorte, y se encontró que la gran mayoría de los pacientes presentaban opacidades en vidrio esmerilado de distribución bilateral subpleural al momento del ingreso hospitalario durante la fase inicial de la enfermedad. El patrón más frecuente después del sexto día de inicio de los síntomas fue el patrón mixto y subsecuentemente la consolidación pulmonar. siendo estos dos últimos hallazgos asociados a progresión de la enfermedad. El promedio de tiempo de hospitalización de los pacientes en este estudio fue de 25 días, y sólo el 27% del total de los pacientes presentó resolución completa de los hallazgos tomográficos al momento de su egreso hospitalario. Los resultados obtenidos en este estudio son acordes a los de otros artículos publicados en la actualidad, incluso semeja a los lineamientos sugeridos en las guías de las sociedades de radiología Norteamericanas y Europeas.


Estudio retrospectivo que tiene como objetivo demostrar que los hallazgos tomográficos se encuentran en relación al tiempo de inicio de los síntomas. Se revisaron 121 tomografías de pacientes sintomáticos infectados por COVID 19. Se clasificó en tempranos (0 a 2 dias), intermedio (3 a 5 días) y tardío (6 y 12 días). Los hallazgos típicos fueron los de opacidades en vidrio esmerilado bilaterales y consolidaciones pulmonares. El 56% de las tomografías en estadío temprano fueron normales y concluyeron que a medida que pasaban los días los hallazgos tomográficos típicos eran más frecuentes y que también incluían compromiso completo de un hemitórax, patrón de crazy paving y signo del halo reverso.


Actualmente, la mayoría de las sociedades de radiología no recomiendan la tomografía computarizada de rutina para identificar la neumonía por COVID-19. Sin embargo, el número de tomografías computadas realizadas en personas bajo investigación para COVID-19 ha aumentado. También anticipamos que habrá algunos pacientes con hallazgos incidentales que podrían ser atribuibles a la neumonía por COVID-19, lo que requerirá que los radiólogos decidan si mencionar COVID-19 específicamente o no como una posibilidad de diagnóstico diferencial. El objetivo de los autores es proporcionar orientación a los radiólogos para informar los hallazgos de la TC potencialmente atribuibles a la neumonía por COVID-19, incluido el lenguaje estandarizado para reducir la variabilidad de los informes al abordar la posibilidad de COVID-19.


Acorde a los autores la TC de tórax tuvo una mayor sensibilidad para el diagnóstico de COVID-19 en comparación con test PCR de muestras de hisopados en el área epidémica de China. El estudio habla de una sensibilidad de la TC del 97% y especificidad del 25% (Incluye 1014 pacientes con TC y PCR). Cabe mencionar que haber usado test PCR con una tasa positiva relativamente baja como referencia, hace que la sensibilidad de la TC de tórax para COVID-19 puede sobreestimarse mientras que la especificidad se subestima.


Se trata de una revisión sistemática con meta-análisis en la cual analizaron mas de 46.000 pacientes, donde reportan mediante un modelo de efectos aleatorios meta-prevalencias y meta-incidencias de las principales características clínicas, imagenologicas y complicaciones de la infección por COVID-19.


Es una revisión que critica a algunos trabajos publicados que hablan del uso de la Tomografía Computada (TC) para detectar infección por COVID 19. El rol de la TC como herramienta de ayuda o reemplazante del test PCR en el screening o diagnóstico de neumonía por COVID 19 ha sido sujeto de mucho debate. El valor potencial de la TC es su amplia disponibilidad y rapidez, a diferencia de los test de PCR. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades, el Colegio Americano de Radiología, la Sociedad de Radiología Torácica y la Sociedad Americana de Emergencias Radiológicas, no recomiendan el uso de la TC para el screening y diagnóstico de neumonía por COVID 19, reservando el uso de la TC para casos en los cuales hay sospecha clínica de complicación de la enfermedad u otro diagnóstico. Estas recomendaciones se contradicen con publicaciones recientes que destacan la alta sensibilidad y especificidad en la evaluación de pacientes con neumonía por COVID 19. La crítica principal se basa en la recolección inapropiada de pacientes.


Este artículo propone una categorización RADS de los hallazgos en TC de la patología pulmonar identificada en pacientes con sospecha de COVID-19. Divide a los hallazgos en sub-grupos desde el 0 al 5, para definir niveles de sospecha de afectación pulmonar por el COVID-19. Tiene muchas debilidades: escaso tiempo de recolección y escaso número de pacientes, como para determinar seriamente un valor real de esta propuesta. Para la constitución de los RADS ya existentes, en relación con patología tumoral de otros órganos (Bi-RADS, Ti-RADS, Pi-RADS, Li-RADS, etcétera) fue necesario aplicar mucho esfuerzo, tiempo, análisis y número de casos, para alcanzar un nivel de confianza y de utilidad práctica beneficiosa para los pacientes y los médicos actuantes, factores que no se cumplen en esta propuesta. En razón de estas apreciaciones, la lectura y las conclusiones que se puedan sacar, deben ser tomadas con mucha precaución y, en todo caso, esperar investigaciones más series y complejas para determinar el valor real de este RADS.


Es un artículo de recomendación del manejo de nódulos pulmonares en pacientes con bajo, mediano y alto riesgo del desarrollo de cancer de pulmón, detectados en forma incidental o como parte de los programas de screening, en época de pandemia por infección por COVID 19 En forma global se aconseja retrasar los controles en aquellos nódulos categoría Lung rads 1, 2 y 3, repasanto estos últimos criterios: Nódulo entre 6 y 8 mm, nódulos subsólidos con componente sólido menor a 6 mm, nuevos nódulos sólidos menor a 6 mm o nuevos nódulos subsólidos con porción sólida menor a 6 mm y aquellos nódulos subsólidos puramente con componente en vidrio esmerilado menor a 30 mm. En aquellos nódulos Lung rads 4, se aconseja seguir con las recomendaciones habituales con excepción de la subcategoría lung rads 4a que la colocan en el grupo anterior. En este grupo consideran que hay que consensuar según el ámbito epidemiológico actual de la infección por COVID 19 en dicha población.


Estudio retrospectivo que analiza 130 tomografías de pacientes con neumonía por COVID 19 confirmadas por PCR. Se clasificaron en función de sus características. Se mencionan los hallazgos tomográficos: distribución, número, densidad (opacidades en vidrio esmerilado/consolidación), signo de la pleura paralela, broncograma aéreo y bronquiectasias, signo vascular, signo del halo, signo del halo reverso y derrame pleural. También se los agrupó según el tiempo de realización de las tomografías, signos tomográficos tempranos o de seguimiento.


Puesta al dia de un articulo de revisión escrito en el 2018 sobre neumonías virales, en el cual los autores describen las características en CT de neumonía por SARS-CoV-2; el articulo cuenta con dos tablas, una en de ellas donde comparan las características imagenológicas de los distintos tipos de coronavirus y otra en donde mencionan las características en TC de los principales diagnósticos diferenciales.


Es un estudio retrospectivo de 12 pacientes con PCR positiva a los que le realizaron tomografías computadas seriadas para observar las modificaciones imagenológicas. Todos los estudios basales eran normales. Posteriormente, observaron que sólo 3 de los 12 mostraron hallazgos positivos en la tomografía (típicos de infección por COVID.19: opacidades múltiples en vidrio esmerilado), en coincidencia con síntomas respiratorios. El resto no mostró hallazgos patológicos y la mayoría de ellos permanecieron asintomáticos hasta presentar test de PCR negativos. Por lo tanto, la sensibilidad de la tomografía para detectar infección por COVID 19 en pacientes asintomáticos es baja, incluso en el inicio de la enfermedad en pacientes que luego desarrollaron síntomas la tomografía basal también fue normal.


RADIOGRAFIA

Artículo interesante por la descripción de los signos en TC, de las diferentes afecciones pulmonares producidas por distintos tipos de virus. Hace hincapié en las dificultades de interpretación de las TC en este tipo de afecciones, principalmente para plantear exactitud diagnóstica de la etiología y por la superposición de imágenes similares en diferentes virus o por aparición de gérmenes sobre-agregados en la evolución de la virosis. También, afirma que es muy frecuente que los datos de laboratorio no siempre son categóricos y es necesario buscar la manera de diferenciarlos específicamente con las imágenes, surgiendo la importancia de la TC. Describe hallazgos característicos que permiten identificar a algunos de ellos, ya conocidos, y, también, a los virus emergentes, especialmente el Corona-Virus. Tiene dos excelentes tablas con el tipo de virus, las manifestaciones clínicas, la forma de transmisión y los hallazgos en imágenes. Como todo artículo de RadioGraphics, es necesario y para tener al alcance de la mano cuando realicemos los informes ante esta patología. Pero, es un artículo descriptivo, basado en la literatura, sin mencionar el número de pacientes propios para basar los hallazgos de las imágenes propias.


Consenso sobre las manifestaciones de COVID-19 en las imágenes del tórax en la población pediátrica, a partir de la información recopilada por expertos radiólogos de España, USA, China, Brasil, Emiratos Árabes y Sudáfrica. Se presentan recomendaciones para la oportunidad de la utilización de Rx y de la TC de Tórax. Proponen 2 algoritmos de reportes estructurados, para Rx y para TC, respectivamente, con buenos esquemas, tablas e imágenes.


ECOGRAFIA

Se trata de uno de los pocos "trabajos científicos" en los que se evaluó la potencial utilidad de la ecografía (US) en pacientes COVID19. El nivel de evidencia es bajo (IVc). Se trata de una carta al editor donde se describe su experiencia 12 casos, en los que comparan la TC vs US en pacientes internados en la guardia (NO EN UTI). Al tratarse de una carta al editor, no se puede evaluar en profundidad (ya que no tenemos materiales ni métodos) pero ya plantea un sesgo de selección al no haber comparado con la RX (actual método) diagnóstico, sumado al escaso "n". Si bien el artículo se encuentra "in press" llama la atención que con esta mínima experiencia los autores se atrevan a incentivar al uso de US sin si quiera haberlo comparado con la RX . El artículo no considera además el tiempo de exposición del ecografísta al potencial contagio ni considera el material utilizado (como los EPP) si se utilizara de rutina el US en pacientes sospechosos COVID19. Existe además una incoherencia intrinseca, ya que plantea que comparan TC vs US porque la TC sirve para evaluar el daño pulmonar, pero terminan sugirendo el uso de la ecografia para el diagnóstico temrpano de COVID19


GESTION

NEUROIMÁGENES

e trata de una serie de casos multicentrico de pacientes con COVID-19 internados en unidad de cuidados intensivos de hospitales de Turquía, en la cual describen los hallazgos en MRI cerebral de 27 pacientes que desarrollaron síntomas neurológicos; el articulo cuenta con una tabla donde comparan los pacientes que presentaron hallazgos anormales en la RM versus los que presentaron RM normal y muestra imágenes de un paciente con alteraciones de señal en la corteza y sustancia blanca cerebral.


Se trata de un consenso multidisciplinario de la universidad de Cincinnati, en el cual se dan recomendaciones muy detalladas para la realización de terapia endovascular debido a isquemia cerebral aguda durante la Pandemia, planteando tres escenarios: 1) pacientes que presentan accidente cerebrovascular, siendo su exposición a COVID-19 sospechosa o no conocida, 2) pacientes hospitalizados con diagnóstico de COVID-19 que desarrollan isquemia cerebral y 3) pacientes que desarrollan isquemia cerebral y asisten a centros médicos, cuyos recursos están limitados debido a la alta demanda de pacientes con COVID-19. El artículo presenta tablas que resumen los tres escenarios propuestos e incluye al final una posibilidad de algoritmo terapéutico.


Reporte del primer caso de encefalopatía necrotizante hemorrágica aguda en un paciente con diagnóstico confirmado de COVID-19


Estudio retrospectivo en el cual participan 16 hospitales de Francia; estudiaron pacientes con diagnostico confirmado de COVID-19 mediante PCR y reportan en una serie de casos de 37 pacientes tres patrones de alteraciones en las neuroimagenes principalmente. 1- hiperintensidad de señal unilateral o difusa en FLAIR y/o DWI a nivel del lóbulo temporal medio, 2- hiperintensidades focales no confluentes en la sustancia blanca bihemisferica en FLAIR o DWI con realce variable tras la administración de contraste endovenoso y 3- Extensas o aisladas micro hemorragias en la sustancia blanca. Los autores, además, realizan un análisis univariado comparando los pacientes con patrón de alteración hemorrágica vs. otros patrones en las neuroimágenes, a fin de dar luces sobre el posible pronóstico de acuerdo a las alteraciones en la RM de cerebro.


PEDIATRIA

Articulo sobre las imágenes del tórax en Pediatría, en el que se provee una puesta al día sobre las causas subyacentes, la epidemiología, la presentación clínica y las características de las imágenes de varias infecciones virales (SARS-CoV, MERS-CoV, SARS-CoV-2 y H1N1). Presentan una Tabla con los hallazgos en imágenes de las alteraciones pulmonares muy claro, conciso y comprensible. Incluyen alteraciones secundarias a EVALI dado que, el uso en aumento en la población de adolescentes en USA, ha incrementado la patología pulmonar en niños y adolescentes. También hay una Tabla sobre imágenes características de las 5 condiciones patológicas que describen en el artículo, bajo la premisa "Lo que el radiólogo necesita saber acerca de estas infecciones y del EVALI"


Describen la experiencia de un departamento de radiología pediátrica en un hospital canadiense. La dividen en un fase prepandémica, pandémica y postpandémica. Mencionan el acondicionamientos de las salas de aislamiento para la población pediátrica y los equipos de protección personal. Se desarrollan los protocolos para llevar adelante muchos de los estudios diagnósticos imagenológicos que requieren anestesia por la edad de los pacientes. Y también describen sus cronogramas de trabajo para los médicos staff, residentes etc. Concluyen que es una situación de cambios constantes y dinámicos en función de la experiencia día a día.


BIOLÓGICOS Y VIROLÓGICOS

Este es un artículo de la Revista de la Sociedad Respiratoria Europea (European Respiratory Journal), de fácil lectura y breve, pero que tiene una interesante descripción basada en las alteraciones biológicas que produce el Coronavirus, determinando tres fases relacionadas con las células que probablemente están infectadas y que se corresponden con las etapas clínicas de la enfermedad y, en consecuencia, con los hallazgos en las imágenes.